respiración correcta

Para realizar una correcta meditación es indispensable tener un buen control respiratorio. Es importante respirar de forma correcta, relajada, pausada... y para ello es indispensable realizar una respiración abdominal. Quiero plantearles unos ejercicios que aprendí en clases para teatro. La verdad es que la finalidad es muy distinta, pues en teatro es importante dicha respiración para tener más calidad de voz, más capacidad, más fuerza, más energía, más claridad...

Realizar los ejercicios para acostumbrarse a su uso es realmente fácil. Basta con acostarse y tomar conciencia de como estás respirando, sentir como tu barriga se hincha y se vacía cada vez que inhalas o exhalas. Para ello posiciona tus manos en tu barriga y siente como se hincha y deshincha, como crece y decrece. En este momento debes tomar conciencia de todo el proceso y de como funciona. Siente tu cuerpo, siente cada detalle. Tomate tu tiempo, no tengas prisa, es a la vez, una buena forma de relajarse, de estar focalizado, concentrado.

Luego, una vez comprendemos como funciona, podemos pasar a una posición sentada o de pie, una posición más dinámica para tratar de seguir respirando del mismo modo. Al haber realizado una observación detenida y haber comprendido como trabaja el proceso, resulta mucho más fácil repetir dicha respiración en otra posición. Poco a poco iremos respirando mejor y mejor, poco a poco nos resultará más fácil, y poco a poco necesitaremos ser menos conscientes, pudiendo respirar así de forma totalmente inconsciente. (realmente es un poco como funciona el aprendizaje)

Por otro lado, en el curso de teatro también realizamos otros ejercicios, para usar dicha respiración para crear ciertos sonidos, y compararlos con los que aparecen con la respiración normal. De ese modo se puede apreciar como el sonido es más fuerte, más lleno, en definitiva transmite más al público, o a la gente. Tras realizar dicho curso de teatro he apreciado que todo eso es útil delante del público, pero del mismo modo lo es delante de la gente. De todos modos pienso que esta parte es menos interesante para la meditación, para la cuál lo importante es tranquilizar la respiración y tener una respiración correcta.

No se si es cierto, pero nuestro profesor nos comentó que cuando nacemos todos respiramos con el estómago, pero que luego dejamos de usar este tipo de respiración, normalmente por influencias de la sociedad, pues es feo que cuando respires se hinche el estómago, en los hombres es más masculino hichar el pecho cuando se respira... Cuando respiramos con la parte alta de los pulmones (con el pecho), usamos menor capacidad pulmonar, absorbemos menos oxigeno, necesitamos una respiración más acelerada, más nerviosa y perdemos calidad y tono de voz.