Osho, quién y porqué

Hoy quiero hablarles de Osho, durante los últimos días me he leído dos de sus libros y he quedado totalmente fascinado. Su visión sobre la vida y como vivirla pienso que va a crear muchos cambios en mí y bueno... próximamente hablare sobre temas mas concretos de sus libros, pero hoy quiero hablarles de cuál a sido su labor y un poco quién es Osho. Después de haber leído dichos libros me sorprendió el hecho de que suelo subrayarlos, para poder acceder más fácilmente a los puntos importantes, pero para mí fué imposible resumir estos libros, cada punto que leía me parecía importante, de ese modo, la mayor parte de los libros quedaron subrayadas.

Bueno, vamos a datos más concretos. Osho es un místico contemporáneo cuya vida y enseñanzas han influenciado a millones de personas de todas las edades y condiciones. De carácter testarudo y rebelde siempre a tenido una connotación polifacética, con una serie de críticas a importantes símbolos de la sociedad, problemas con la policia y una fama muy jovial en cuanto a las mujeres. Esto lo causó muchos problemas dentro de los sectores más conservadores de la sociedad norteamericana. Además se le a acusado de tener un carácter muy místico pero a la vez disfrutar de los más altos lujos, cosa que parece poco honesta. También es conocido por su revolucionaria contribución a la ciencia de la transformación interna, con una perspectiva de la meditación que reconoce el ritmo acelerado de la vida contemporánea. Sus singulares «meditaciones activas» están diseñadas para liberar primero el estrés acumulado del cuerpo y la mente, y así facilitar la experiencia del estado, relajado y libre de pensamientos, de la meditación. Los libros de Osho no han sido escritos, sino que son transcripciones de grabaciones de audio y vídeo de las charlas espontáneas que dio a amigos y discípulos a lo largo de su vida. Se le ha dicho que a contestado a más de 10.000 diferentes preguntas a lo largo de su vida, a lo que el contesta: “no he contestado 10.000 diferentes preguntas a lo largo de mi vida, siempre he respondido la misma!, lo que ocurre es que me la han preguntado de 10.000 formas distintas!!”.

Una de las finalidades de Osho fue ayudar a la creación de un nuevo tipo de ser humano, de una nueva forma de vivir y entender la vida. Un ser humano que sea capaz de disfrutar de los placeres terrenales, de su mundo exterior, del amor y la sociabilidad y de la silenciosa serenidad del mundo interior, de la conciencia del ser, del vacío interior, de la meditación. En estos momentos me viene a la cabeza el artículo que escribí sobre “educating world citizens for the 21st century” en la que una serie de personajes muy influyentes dentro de diferentes sectores (científico, educativo y meditativo) trataban de comprender y analizar de que modo el uso de las artes contemplativas serían veneficiosas en la sociedad occidental. La verdad es que me gustaría conocer el punto de vista de Osho en este asunto.

Con ello, lo que Osho intenta es unir la cultura oriental muy centrada en el individuo y por tanto en su mundo interior; y la cultura de occidente más centrada en la búsqueda de la felicidad a través del amor y, por lo tanto, del mundo exterior. Como el bien dice ambos modos de vivir la vida han fracasado, pero esto no significa que sean opuestos y lo que quiere es combinarlos.

Por un lado es muy difícil sentirse pleno buscando el amor en los demás. El amor tiene sus problemas, es muy complicado para el ser humano sentir un amor verdadero, pues en este mundo cada cual tiene sus necesidades y quiere satisfacerlas, nadie hace lo que tu quieres y tu no haces lo que los demás quieren, en esta línea es muy complicado sentir un amor verdadero. Y esto no es un problema personal del individuo, es un problema que va con el fenómeno del amor. Todos tenemos dificultades en esta línea, todos tenemos dificultades en el amor. De ese modo, las relaciones nos llevan a situaciones en las que surgen problemas y es bueno pasar por ellas. Pero el problema en occidente es que hemos perdido nuestro contacto con nosotros mismos, nos hemos alejado tanto de nosotros mismos que no sabemos como volver. Cuando somos felices sin silencio, nuestra felicidad es como una fiebre, una excitación..., lo que crea mucha tensión que solo te lleva a correr y perseguir. De ese modo un día te das cuenta de que todo ese esfuerzo no tiene sentido, pues estás intentando encontrar al otro, cuando aún no te has encontrado a ti mismo.

Por otro lado en oriente la gente escapa al amor, llamándolo falta de apego y se quedan solo con la meditación. Esto significa que se sienten bien en su soledad, el círculo está completo consigo mismos. En esta linea casi todos los problemas quedan resueltos, pero a un precio muy elevado. El hombre oriental tiene menos preocupaciones, menos tensiones, vive en su cueva, protegido, con los ojos tapados. Con ello no permite que se mueva la energía, vasta un pequeño movimiento de energía en el interior de su ser para que se sienta feliz. Pero esta felicidad está un poco muerta, su felicidad no es alegría.

Los dos caminos han fracasado y ahora hay que buscar una síntesis, un conjunto, que significa amor más meditación. Uno debería de ser capaz de ser feliz solo o con alguien, dentro de si mismo o en las relaciones, con una casa bonita por dentro y por fuera, con un bonito jardín que rodea tu bonita casa, el jardín no se opone a la casa y la casa no se opone al jardín, los dos van juntos.

La meditación debería ser un refugio interno para cuando sientas que el mundo es demasiado para ti. Así puedes rejuvenecer, puedes salir resucitado: de nuevo vivo, joven, renovado... para vivir, para ser. Pero también deberías ser capaz de amar a la gente y hacer frente a los problemas, porque un silencio impotente que no puede hacer frente a los problemas de la vida no es un gran silencio, no vale mucho.

Pienso que es realmente complicado entender a Osho si no habeis leido algunos de sus libros, he realizado una recopilación de una gran cantidad de sus frases que añadiré en otro post, pero aún así, pienso que no son suficientes para tener una idea de sus palabras, por lo que es más correcto que leais alguno de sus libros. Hay que estar preparado para leerlo, hay que tener ciertas inquietudes para poder entenderle y aceptar lo que dice. Y no estoy hablando de tener predisposición hacia lo místico, estoy hablando de tener predisposición a aceptar tus propios errores, las cosas que están mal en ti y predisposición a cambiar, a evolucionar, a crecer como persona, así como a crecer como individuo. Si tienes dicha predisposición vas a disfrutar mucho con sus libros.

Por otro lado, si tienes una personalidad muy fuerte, marcada por un ego muy fuerte, va a ser complicado que puedas aceptar lo que dice, pues tienes tanto miedo en tu interior que tienes miedo de perder ese castillito que te has forjado a tu alrededor con todas esas piezas de ego de que dispones. Desmontar dicho castillo es muy difícil y hace falta lo que el llama valentía, que significa aceptar tus miedos y mostrarselos a los demás, ser transparente, construir tu yo alrededor de lo que realmente eres (esto es un poco sobre lo que trata el libro Coraje que trataré próximamente en algún post)

Bueno..., no se sorprendan si voy introduciendo más contenido sobre meditación en el blog, hehe. Espero poderles contar mis experiencias en este campo.