mi perfil ante la meditación

Para poder comprender que es lo que ocurre cuando medito y de que forma mi mente se comporta en este proceso, voy a intentar explicar un poco como a sido el camino que he seguido hasta ahora, que cosas han podido influir en mi mente y que aspectos podrían explicar mis dificultades.

Mi principal problema es que mi mente es incapaz de parar, siempre tiene algún pensamiento rondando. Cuando estoy intentando meditar y dejar la mente totalmente vacía no paran de venir pensamientos de todo tipo, durante todo el tiempo.

Ahora me gustaría contarles un poco mi historia para que puedan entender un poco como funciona mi mente. Inicialmente nací en una familia cristiana, aunque no demasiado practicante, únicamente en bodas, bautizos, funerales... fechas importantes... Yo, por mi parte, siempre me sentí un poco distanciado ante todo esto, y cualquier esfuerzo que se realizaba para que me sintiera cristiano era percibido por mi como algo forzado y poco natural.

Durante mi niñez tuve varios problemas en cuanto al miedo a la muerte, y no solo porque tenía miedo a mi muerte, sino a la muerte de la gente que me rodeaba. La idea de perderles me aterraba. Pero con el tiempo fue desapareciendo.

Cuando me hice más mayor, y dado mis estudios más científicos empecé a desarrollar un punto de vista agnóstico, lo que me llevó a plantearme hasta que punto podría ser cierto todo. Esto me llevo a no creer más en ningún dios, en ninguna religión, oponiéndome radicalmente a ella.

Durante mi juventud (19años) tuve un corto periodo en el que tuve una gran inseguridad social, tenía pocos amigos, no me iba bien con las chicas... Así que decidí que algo tenía que cambiar. En ese momento empecé a leer grandes cantidades de diferentes contenidos. Psicología, sociología, auto ayuda (aunque siempre preferí leer temas sobre los cimientos, quería entender la naturaleza humana, no quería simplemente leer algo para solucionar algunos de mis problemas). Esto me llevo a unos años de grandes e innumerables cambios, de mucho crecimiento interior, de una intención de crecer casi ferviente, sin fin... Y ahora, a mis 25 años, pienso que aún tengo que crecer, sigo con el mismo ritmo de querer crecer, aprender más, conocer más sobre la naturaleza humana y es algo que me hace consumir demasiada energía, me hace perder demasiado tiempo, me aparta de cosas importantes que debería estar haciendo..., aunque en su justa medida me resulta interesante y agradable.

De hecho esto me llevo a crear este blog , en el cual he hablado sobre todos estos puntos y sobre algunos otros... y que actualmente esta creciendo poco a poco...

El tema de la meditación siempre estuvo ahí, como algo que quería aprender, pero que siempre se me escapaba. Y en estos momentos, después de haberme formado un poco más en este sentido, haber leído algo sobre meditación budista, y sobretodo algunos libros de Osho (el cual me encanta), pienso que la meditación podría liberar esa ansia que tengo, podría liberarme sobremanera, podría darme aquello que quiero de una forma más sensata, sin sobrecargar tanto mi mente, mis capacidades y, en definitiva, mi vida.

Quizá, por la forma que he tenido de crecer, de aprender, de formarme, mi mente esta acostumbrada a estar siempre muy ocupada, con muchos pensamientos diferentes. Para mi siempre ha sido muy fácil interconectar diferentes ideas, diferentes conceptos de temas totalmente distintos, como si fuera un todo que cada vez está más interconectado, más completo, más cerrado, más entendido... Tengo una idea principal sobre la que estoy pensando y durante todo el tiempo se disparan diferentes pensamientos sobre cosas relacionadas, que me dan ideas, y me hacen entender el tema principal de un mejor modo. Así es, desde mi punto de vista actual y la poca conciencia interior que tengo, como pienso que actúa mi mente.

Todo esto me resulta muy difícil de acallar, me parece casi imposible estar esos, alrededor de 20 minutos que intento meditar en silencio mental. ¿que podría hacer?

Veremos...