se amistoso, se un lider 01_para tratar con la gente: no critiques, no condenes, ni te quejes

En este escrito vamos a intentar comprender porque premiar la buena conducta es mejor que criticar u ofender al otro. Teniendo en cuenta que la crítica lastima el orgullo, hiere el sentido de la importancia y despierta el resentimiento podremos entender porque las personas se ponen en posición defensiva, tratando de justificarse. Por el contrario, premiando la buena conducta aprendemos más rápido y retenemos nuevos conocimientos con más eficacia.
"Tanto como anhelamos la aprobación, tememos la condena" (Hans Selye)
El resentimiento que engendra la crítica puede desmoralizar empleados, miembros de la familia y amigos, y aun así no corrige la situación que se ha criticado. Aún más, dicho individuo tratará de justificarse, y de censurarnos a su vez. Por lo tanto,

"No juzgues si no quieres ser juzgado" (Lincoln)
Por otro lado, debemos entender que la mayoría de los seres humanos actúan debajo de los mismos parámetros, pero según su aprendizaje, sus experiencias, sus creencias y prejuicios los resultados cambian en mayor o menor medida. De ese modo podemos comprender que bajo unas mismas circunstancias nosotros actuaríamos de un modo parecido. Por ello, antes de hacernos una idea tajante sobre alguien, primero deberíamos comprender todos los factores que pudiesen interferir en dicho acto o decisión; de ese modo podríamos ser mas comprensivos, y de ese modo, como norma general, podríamos entender en mayor medida los actos de los demás.
"No los censuréis; son tal como seríamos nosotros en circunstancias similares" (Lincoln)
Para que una persona pueda aprender algo, o mejorarse en algún sentido, dicha decisión debe ser adoptada por uno mismo, por lo tanto una persona puede ser influida a mejorar con ciertos métodos que iremos explicando, pero en ningún caso bajo la crítica u obligación. De igual modo, tanto como vemos errores en los demás, podemos verlos en nosotros mismos y, de hecho, los demás los verán en nosotros.
"No te quejes de la nieve en el techo del vecino cuando también cubre el umbral de tu casa." (Confucio)
Debemos comprender básicamente la naturaleza de la mente humana, estamos hablando de que somos personas muy emotivas, que nos dejamos llevar muy frecuentemente por prejuicios, orgullo y vanidad. Si quieres despertar un resentimiento prolongado con una buena crítica sería suficiente.
"No hablaré mal de hombre alguno y de todos diré todo lo bueno que sepa" (Benjamin Franklin)
Cualquier tonto puede criticar, censurar y quejarse, y casi todos los tontos lo hacen. Pero se necesita carácter y dominio de sí mismo para ser comprensivo y capaz de perdonar. Estato por encima de los demás.
"Un gran hombre demuestra su grandeza por la forma en que trata a los pequeños." (Carlyle)
En lugar de censurar a la gente, tratemos de comprenderla. Tratemos de imaginarnos por qué hacen lo que hacen. Eso es mucho más provechoso y más interesante que la crítica; y de ello surge la simpatía, la tolerancia y la bondad.
"Saberlo todo es perdonarlo todo."